Las patologías de la piel siempre resultan muy molestas para los pacientes que las tienen. Por eso, a la menos molestia se debe acudir a un dermatólogo en Madrid que revise el estado de tu piel y, tras el diagnóstico, te ponga el tratamiento adecuado.

Muchos de los pacientes que acuden a la consulta de un dermatólogo en Madrid sufren dermatitis atópica. Esta patología no se puede curar y lo único que se puede hacer al respecto es ser meticuloso con los cuidados que necesita para evitar y reducir los efectos y molestias que llega a producir.

Siguiendo algunos pequeños consejos conseguirás calmar las molestias que la dermatitis atópica produce. Lo primero que debes hacer, es utilizar una crema emoliente varias veces al día, porque es muy importante nutrir la piel.  El momento de la ducha es muy importante, debes utilizar siempre jabones y champús con PH ácido y el agua nunca debe estar ni demasiado caliente ni fría. A la hora de secarte, utiliza una toalla suave y vete secando el cuerpo con leves golpecitos, pero nunca frotes con fuerza, pues con eso intensificarás los picores.

El algodón es el mejor tejido que puedes utilizar, tanto para tu ropa como para las sábanas. Y a la hora de echarlos a la lavadora acuérdate de que los productos que uses para limpiarlas sean hipoalergénicos.

Sabemos que es muy complicado, pero lo más importante es que cuanto tengas un brote intenso, no te rasques e hidrates inmediatamente la zona. De todos modos, cuando ya no puedas controlar el picor, lo mejor es acudir al Doctor Portocarrero, para darte el tratamiento indicado y así paliarte todas las molestias.