Acudir a un dermatólogo en Madrid es habitual para aquellas personas que sufren los climas secos. Esta climatología puede generar mayores inconvenientes en primavera debido a la gran cantidad de alergias vinculadas al polen y otro tipo de sustancias que aparen por el florecimiento de plantas y árboles. Aquí tienes algunos consejos para cuidar tu piel en esta época del año.

Debemos preparar y cuidar la piel frente a los primeros rayos de sol fuertes. Los protectores solares que elijamos deben ser los adecuados para nuestro tipo de piel y efectivos contra los efectos de la luz solar que daña y envejece nuestra dermis. Tienes que prestar especial atención en que la crema no tenga un exceso de grasa o, por el contrario, que reseque la piel.

El Doctor Portocarrero, especialista en esta materia, nos recuerda que una forma de oxigenar nuestra piel es hacer ejercicio habitualmente. Practicar deportes nos ayuda a eliminar toxinas dañinas a través del sudor. 

Como decíamos al principio, en primavera las alergias aumentan, por lo que cualquier dermatólogo en Madrid recomendará siempre prestar especial atención a tu cutis ya que suele sufrir estos procesos que irritan y enrojecen la piel.

Lograremos elasticidad y firmeza en nuestra piel usando cremas hidratantes tanto por la mañana como por la noche antes de acostarnos. Te permitirán mantener tu piel en forma pero debes recordar que en esta época es recomendable que sean más ligeras.

Por último, un consejo que te servirá para todo tu organismo: bebe mucha agua durante el día, si es posible unos dos litros, ya que te permitirá tener tu piel hidratada desde dentro, evitando la aparición de puntos negros.