La dermatitis seborreica, que puede analizar en profundidad nuestro dermatólogo privado en Madrid, es generada siempre por el exceso de sebo y por una reacción expandida hacia el hongo Malasezzia Furfur, haciendo que la piel adquiera una tonalidad un tanto rojiza, fuera de lo normal, sufriendo un fino desprendimiento de la piel de color blanquecino o amarillento. Esta enfermedad puede afectar a áreas como la cara, las axilas, los pliegues submamarios o el cuero cabelludo, entre otras partes del cuerpo. En este nuevo post queremos que sepas diferenciarla de la psoriasis, pues muchas veces se confunden pero son problemas de diferente naturaleza:

A diferencia de la dermatitis, la psoriasis consiste en un proceso bastante más rápido de crecimiento de células cutáneas que se  generan en la piel profunda y ascienden con mucha más rapidez  de lo normal ocasionando una gran acumulación de células muertas que se materializan en costras y endurecimientos. Nuestro dermatólogo privado en Madrid suele normalmente achacar este proceso a que ciertos sistema inmunológicos confunden las células sanas con sustancias tóxicas, agilizando por tanto el proceso de regeneración de la piel.

El tratamiento de estas 2 enfermedades, tanto de la dermatitis seborreica como la psoriasis, dependerá del sistema inmunológico de quien las posea, aunque según la experiencia del Doctor Portocarrero ambos en la mayoría de casos tienen como objetivo controlar los síntomas con antifúngicos o cremas especiales para luchar contra la inflamación y activar el sistema inmunológico para limpiar los poros y conseguir la máxima suavidad de la piel.