Buena parte de los pacientes que podrían ser candidatos a someterse a una operación de fimosis en Madrid ignoran, como indicamos en un post anterior, que puede haber consecuencias a tener en cuenta para su salud. La balanitis, inflamación del glande, es una de las más dolorosas y preocupantes ya que, aunque no reviste gravedad en la mayoría de las ocasiones, ha de ser tratada de manera urgente.

El prepucio y el bálano del pene se inflaman provocando dolencias como la parafimosis- cuando la piel oprime el glande al retraerse-, verrugas genitales, irregularidades en el glande y mal olor. Esta infección es consecuencia directa de la fimosis ya que el varón que no puede retraer la piel que recubre el glande por esta dolencia. Esta circunstancia le impide limpiar la zona de forma diaria. Los restos de esmegma, orina y semen se acumulan causando esta inflamación que afecta a cualquier tipo de actividad y que provoca un dolor intenso.

Los pacientes que apuestan por someterse a una operación de fimosis en Madrid consiguen evitar este problema, retraer la piel totalmente y poder lavar de manera recurrente tan delicada zona. Es muy importante recordar que esta infección se puede transmitir a la pareja si no se usan medidas profilácticas por lo que la salud de la pareja puede verse afectada seriamente. Esta sencilla cirugía es muy efectiva y da unos resultados magníficos a todos los niveles llegando a cambiar la vida íntima de los operados de forma definitiva.

En la clínica Álvarez Portocarrero, J. somos especialistas en esta cirugía. Si padeces algún tipo de problema relacionado con la fimosis te animamos a contactar con nosotros y a pedir cita. Serás examinado por nuestros profesionales que no dudarán en recomendarte todo lo que necesites para que tu fimosis deje de ser un problema.