Quizá te sorprenda saber que la piel es el órgano más grande del cuerpo. Puede pesar cinco kilogramos y alcanzar una superficie de dos metros cuadrados. Cuenta siempre con la experiencia de un médico dermatólogo en Madrid para mantener sano este importante órgano.

La piel es compleja, diversa, responde a diferentes funciones y cambia según la región del cuerpo. Tu médico dermatólogo en Madrid conoce cada uno de estos aspectos. El espesor de la piel varía mucho, desde relativamente gruesa, como en los talones o la espalda, a muy fina y delicada, como en los párpados. Además, está dotada de anexos como vello, uñas, glándulas sudoríparas y sebáceas, según cada región corporal. Tiene tres capas, la epidermis, la dermis y el tejido subcutáneo, cada una con sus funciones.

Los dermatólogos son especialistas que diagnostican y tratan las enfermedades de la piel. Pueden ser propias de ella como son las dermatitis, el cáncer, el acné o los diversos tipos de alopecia. Es susceptible de padecer enfermedades infecciosas, entre las cuales cobran vital importancia las enfermedades venéreas. También la piel refleja una diversidad de enfermedades sistémicas, como anemias, trastornos hepáticos, suprarrenales, renales y enfermedades autoinmunes.

Este importante órgano mantiene el equilibrio de nuestros fluidos corporales y evita la deshidratación. Protege de agentes infecciosos y suciedad, regula la temperatura corporal y es capaz, bajo la acción del sol, de fabricar vitamina D. Es un órgano de comunicación: mediante el sentido del tacto percibimos el exterior. Nuestro estado de ánimo también se refleja en la piel: la palidez, el enrojecimiento facial o la sudoración son señales que comunican nuestras reacciones emocionales.

Un tema que nos preocupa a todos es el aspecto de la piel. El sol, la mala alimentación, los contaminantes y toxinas pueden afectar su lozanía, que es signo de juventud y salud. En Álvarez Portocarrero, J. cuidamos de tu piel, que es cuidar de ti.