Hoy en día la operación de fimosis en Madrid se ha convertido en una medida totalmente aceptada en la comunidad médica para tratar aquellos casos en los que se observa que una fimosis infantil no es superada llegados los 14 años. Sin embargo, sigue habiendo adultos con grados menores de esta afección o que aún sufriéndola prefieren no pasar por el quirófano. Por ello hoy queremos explicar exactamente a qué problemas se estarán exponiendo quienes padezcan esta condición.

En primer lugar, la primera complicación que produce padecer esta afección es que dificultara notablemente las relaciones sexuales. En aquellos casos en los que sea imposible retraer la piel sobre el glande es probable que el dolor durante la erección incapacite totalmente a la hora de mantener una relación. En los casos en los que la piel si puede retraerse pero oprimiendo el miembro viril lo que se verá es que este estará más expuesto a sufrir problemas cutáneos e, incluso, a empeorar el grado de fimosis.

En estos casos de grado moderado o leve la operación de fimosis en Madrid estará igualmente recomendada. Al no haber una movilidad normalizada de esta piel se estará producción una acumulación de restos de eyaculación, sudor o otras secreciones que suelen derivar en infecciones o inflamaciones. De hecho, estos recientes demuestran que este tipo de fimosis hacen que el paciente eleve el riesgo de sufrir un cáncer en el pene.

Si padeces fimosis, sea en el grado que sea, pide cita con el Doctor Portocarrero, te asesorará con total discreción y profesionalidad.