El acné es un problema muy común entre adolescentes y jóvenes, aunque puede persistir hasta la mediana edad. Puede ser un problema grave, al afectar seriamente a la autoestima. Entonces será necesario buscar un dermatólogo en Madrid para que nos ayude y oriente, sobre todo si el acné persiste en el tiempo.

Las causas del acné pueden ser varias. El acné se forma al taponarse los poros. Todos los poros de nuestra piel tienen una glándula sebácea que produce aceite. El problema surge cuando estas glándulas producen demasiado aceite y el poro se obstruye. Entonces se acumulan suciedad, bacterias y células inflamatorias, y salen granitos o espinillas. Un dermatólogo en Madrid te ayudará a encontrar el tratamiento más efectivo para tu caso particular.

Los granitos salen sobre todo por cambios hormonales que afectan a la producción de sebo. Se pueden producir por una multitud de razones: pubertad, ciclo menstrual, embarazo, píldoras anticonceptivas, estrés…

Los cosméticos grasos, a su vez, también pueden contribuir a la aparición del acné, así como ciertos fármacos (testosterona, estrógenos, corticoides, fenitoína, etc.).

No está demostrado que ciertas comidas —como chocolate, nueces, embutidos y alimentos grasos— contribuyan a la aparición del acné.

Es importante, si tienes acné, no tocarte los granitos ni manipularlos de ninguna manera, ya que esto agrava el problema. Las bacterias de los granitos y espinillas pueden extenderse, infectando otros poros y contribuyendo al empeoramiento del problema. Además, al explotar los granitos estamos contribuyendo a que dejen cicatrices en nuestra piel.

Lo que sí debemos hacer es mantener una buena higiene en la cara, o en cualquier zona donde tengamos acné. Debes limpiar bien tu piel, una e incluso dos veces al día, con un jabón suave.

Si tienes esta u otra afección de la piel, no dudes en contactar con el doctor Álvarez Portocarrero, J. para encontrar una solución y atajar cuanto antes el problema.